Yo Robot


"Yo, robot, de Isaac Asimov, es un volumen publicado en 1950 en el que se recogen una serie de relatos enlazados por la temática y el hilo argumental.

En este libro se establecen las tres leyes de la robótica que son un compendio fijo e imprescindible de moral aplicable a supuestos robots casi-inteligentes. Los relatos plantean diferentes situaciones a las que tendrán que enfrentarse distintos especialistas en robótica y en las que se plantean paradojas e ingeniosos ejercicios intelectuales que indagan sobre la situación del hombre actual en el universo tecnológico."


Hasta aquí la muy pobre descripción de nuestros amigos de Wikipedia sobre, a mi humilde parecer, una de las mejoras obras de Asimov que tuve el placer de leer hace un puñado de años. Como no podía ser de otra manera, los "visionarios" de Hollywood se encargaron , en 2004, de aniquilar el trabajo de don Isaac. Yo Robot, la versión yankke con Will Smith, respeta, básicamente, una sola premisa del relato original: Hay robots.

De la misma manera que hay robots en Terminator, en Star Wars y en Cortocircuito...

¿Que le pasa a este tipo con los robots? ¿Que carajos tiene que ver Isaac Asimov con la diabetes? ¿Will Smith es gay? Preguntas, muchas preguntas. De hecho las dos ultimas no tienen nada que ver con nada.

Yo Robot: Diabetes y rutina. Un acercamiento al PEOR problema de la diabetes (despues de las amputaciones, la cegeuera y principalmente la impotencia sexual...)

Los que la padecen saben de que estoy hablando (hablo de la diabetes mal pensados)
Hay "ceremonias" que nos persiguen a lo largo de la jornada, sino preguntenle a las yemas de los dedos (si estas les responden ud está peor de lo que imaginaba).
La parte que mas me enferma es justamente esa rigidez que tiene y conlleva manejar la diabetes. Somos esclavos rehenes de nuestros aplicadores de insulina y esclavos de nuestro medidor de glucosa.

Si tuviera que ponerle música a ese instante tendría que ser aquella que solíamos escuchar en los dibujos animados del Show de Porky en los que la acción se desarrolaba en una fábrica...¿Lo recuerdan?....Algo así como Ta ta ta tararatata Ta ta ta taratata (eso no ayudo mucho) No jodan...despues les paso un link.

La sensación es la de llevar un auto a la estación de servicio para que le controlen el aceite y le llenen el tanque...Y eso que yo no uso bomba de insulina!!!! Sólo falta que me enchufen las lucecitas del arbol navideño en el culo!

Soy el primero en recomendarles que se hagan la mayor cantidad de controles de glucosa posibles por día. Ese es el mejor indicador de como estamos haciendo las cosas. La mejor manera de no sorprenderse con los estudios de laboratorio. Sin embargo son ceremonias que, en lo personal, me deshumanizan. La dependencia de "elementos externos" me irrita y lo digo en forma literal. Con 15 años en el rubro y con mas agujeros en el cuerpo que la misma luna tengo motivos para quejarme.

Fin de la transmisión.

Comentarios

Me parece que la conexión entre Yo Robot y las "ceremonias" asociadas a la diabetes no está muy lograda. jaja. En cualquier caso, me puedo identificar con la última parte de tu post. Esa dependencia exterior no deja de ser exasperante.
Cynthia dijo…
Bueno, regresamos a esos comentarios que hacen tan dulce la lectura de este blog.. jeje.. no sufro de diabetes.. pero si de otras cosas que me hacen esclava de las pastillas. Ok no es la msima agresión al cuerpo, pero es desesperante mentalmente tener el miedo que si me falta parte del pastillaje, me puedo caer en un ataque de pánico... Con esto solo quiero decir que todos somos en alguna medida esclavos de algo en mayor o menor intensidad, que la boludez de "mal de muchos..." más que consuelo de tontos es consuelo de pelotudos, pero que hay que aprender a vivir de esa cosas de las cuales uno depende ya que en definitiva son las que bien o mal nos permiten eso...seguir viviendo..

Entradas populares