REGINA PRINCE



Quiso la vida, la muerte y la mas cruel ironía que en el día que un puñado de gente celebra la resurrección de Jesucristo tu dijeras basta.

Tu cruz era muy pesada y tu corona de espinas te apretaba demasiado fuerte.

Te vas antes de tiempo navegando por el mar de lágrimas que le has hecho derramar a tus seres queridos.

Treinta y tantos años, un hijo y miles de sueños truncos.

Donde quiera que estés quiero pedirte que vueles alto. Decidiste salir muy pronto de tu jaula para algunos. Pero solo vos sabías lo insoportable de tu encierro.

Volá alto hasta donde puedas ver con claridad y en paz como crece tu hijo.

Para mi prima en el día que encontró la llave de su jaula.

Comentarios

Paula (Bera) dijo…
Te acompaño en el homenaje.
Un abrazo!!
cyn dijo…
gracias por poner en palabras lo que tengo adentro y no se como sacarlo...
Anónimo dijo…
gracias pablo, solo gracias es muy lindo lo que le dedicas a regi...
quedan en el recuerdo los veranos de la infancia , bs.as. carlos paz, concordia.un beso grande. mele
marcelo dijo…
Los sentimientos traspasan las palabras y se convierten en un homenaje eterno.

un abrazo, desde este lado de la Cordillera.
hatoros dijo…
ME QUEDO AQUÍ PARA ACOMPAÑARTE.

Entradas populares