CUESTIÓN DE PIEL


Algunos lo llaman química, otros hablan de piel o de onda. Llámenlo como quieran pero tenganlo siempre muy presente. El endocrinólogo que elijas debe, además de ser un buen profesional, ser un buen ser humano.

¿Que quiero decir con esto?

Desde 1994 a esta parte, pasé por las manos de 3 endocrinólogos diferentes. El primero es una eminencia en su campo. Un tipo que es consultado a nivel internacional y que participa de simposios y conferencias en todo el mundo. Lamentablemente su impresionante CV y su envidiable formación académica no logran suplir sus falencias en el trato con el paciente. Con él había que ser muy paciente. En mi primera visita a su consultorio (tras dos horas de espera) me escupió sin más que comenzaríamos tomando unas pastillas pero que igual, en algún momento, pasaríamos a la insulina. El señor R. no logró entender que cada una de las personas que entran en su consultorio cada veinte minutos, traen consigo sensaciones y vivencias tan personales como unicas. No se puede tratar con tal liviandad a una persona que está dando sus primeros pasos en un mundo que le es absolutamente extraño y en el que son tantas las preguntas sin respuesta que uno se anula. Sugirió, con la misma displicencia, que , de necesitarlo, acuda a un psicólogo para "sobrellevar" la carga de tantos cambios juntos. Con el tiempo aprendí a manejarme muy bien y a responder progresivamente a casi todas mis inquietudes. Lo que nunca cambió fue su exasperante indiferencia en el trato y la insoportable rutina que significaba el paso por el consultorio. El orden de las preguntas que me hacía era prácticamente el mismo en todas las visitas. Cosas así son contra producentes porque pueden llegar a generar hasta una cierta resistencia hacia el "tratamiento". No pretendía que me pregunte por cosas fuera del "libreto" pero si que la estructura de esta ceremonia fuera un poco mas cálida y humana. Siempre pensaba "Mejor le mando los resultados de laboratorio por fax y listo"...

Logicamente que ya no me atiendo con el Dr.R pero si pasé mucho tiempo con él. Vuelvo a mi idea principal. Es FUNDAMENTAL que el profesional se interese (o finja hacerlo) en una serie de cuestiones que hacen a lo cotidiano y a lo más propio de cada uno.
Hay miles de endocrinólogos dando vuelta. Si el tuyo no te "cierra" prueba con uno distinto. Trata de encontrar a ese profesional que te contenga y te acompañe sinceramente en este arduo camino. Bastante tenemos que preocuparnos nosotros con los numeros como para que nos traten como uno...

NEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEXT

Comentarios

cynthia dijo…
HEY Flaco!! entiendo el stress de la paternidad, el laburo, la inflación,que vayas a rosario para apoyar la protesta del campo... pero los asiduos lectores de tu blog queremos nuevas notas!! ponete las pilas!!

Entradas populares