martes, diciembre 02, 2008

Poniéndonos cachondos : Diabetes y Sexualidad



La sexualidad es algo inherente a los seres vivos. En el hombre, además de para procrear, tiene otras connotaciones. Con la edad disminuye, pero sólo en términos de frecuencia y vigor de las relaciones,pues el interés sexual persiste en la edad avanzada en más del 50%, tanto de hombres como de mujeres.


La culminación de la excitación sexual es el orgasmo. Representa el punto cumbre de la relación sexual, el clímax. La palabra orgasmo procede de dos términos griegos: orgasmos, que significa madurar, aumentar, llenarse de deseo, y orge, que significa impulso.

Con la edad se producen cambios fisiológicos, se tarda más en llegar a la excitación, con lo que se puede producir una interpretación errónea: «soy impotente», «soy frígida ».

La impotencia masculina se define como la incapacidad para alcanzar y mantener una erección adecuada del pene, suficiente para lograr la penetración vaginal. Como la palabra impotencia tiene implicaciones negativas, en la actualidad se habla de disfunción eréctil (DE).

Datos recientes, del año 2003, indican que cerca de dos millones de españoles padecen DE. En la Unión Europea serían 30 millones y en todo el mundo ascenderían a 150 millones de varones. El 30% de los españoles entre 40 y 70 años presenta algún grado de DE.

¿Qué produce la DE?
Sus causas son varias. El envejecimiento, la diabetes, la hipertensión arterial, las enfermedades del corazón y de las arterias; diversos trastornos hormonales, la toma de algunos medicamentos (diuréticos y otros hipotensores,antidepresivos y ansiolíticos), el tabaco y el alcohol en exceso. También estados depresivos y situaciones de estrés, así como después de cirugía de próstata, vejiga, colon y recto.

¿Por qué se produce la DE?
Para la erección del pene se necesita una incitación sexual mediante estímulos de una región cerebral, el hipotálamo, que envía señales que regulan la llegada de sangre al pene. La relajación del músculo liso de las arteriolas del pene permite la entrada de sangre, que produce la erección. Esa relajación de las arteriolas la produce,entre otros, el sistema nervioso autónomo, lo que va a tener importancia en la diabetes.

Por ello las causas de DE pueden deberse a una falta de percepción de las sensaciones por trastornos psicológicos o urológicos, del sistema nervioso autónomo o somático y del sistema vascular o circulatorio. En el 80% de los casos de DE existe una causa orgánica y coexisten varios factores (neurológicos y vasculares).

Como en la diabetes puede existir una neuropatía (autonómica o distal del nervio pudendo), junto a hipertensión arterial, con o sin nefropatía, la suma de diversos factores queda demostrada. El reciente Estudio sobre Disfunción Eréctil Masculina mostraba su existencia en el 46% de diabéticos, 34% de pacientes con problemas cardiovasculares,28% de hipertensos, 35% de varones con enfermedad vascular periférica y 30% de los que tomaban tranquilizantes.

El 15% de los diabéticos tipo 1 y más del 30% de los del tipo 2 pueden padecer DE. Pero si se tiene en cuenta la edad sólo el 2% de varones diabéticos con menos de 40años tienen DE,frente al 35% en los mayores de 55 años. También parece que cuanto más elevada es la hemoglobina glucosilada, es decir cuanto peor es el control metabólico de la diabetes, mayor es la frecuencia de DE.

El varón asociaba la DE a falta de hombría, virilidad y masculinidad, tenía temor a ser menospreciado, por lo que muchas veces lo ocultaba o negaba su existencia. Había la creencia errónea de que la causa más frecuente era psicógena y, además, no existía ningún tratamiento eficaz y seguro. Por ello no consultaba con el médico. Pero en los últimos años se ha producido un cambio de actitud, se ha perdido el miedo a consultar y los especialistas animan al hombre a dejarse asesorar sobre sus problemas sexuales, acompañado de su pareja.

¿Existe tratamiento de la DE?
Hasta no hace mucho tiempo sólo se disponía de prótesis, sistemas de vacío, supositorios intrauretrales e inyecciones dentro de los cuerpos cavernosos del pene. Pero se trata de métodos incómodos que restan intimidad. Por ello la aparición reciente de fármacos por vía oral restaura la respuesta natural del organismo al estímulo sexual. Estos medicamentos son eficaces en el 70-90% de pacientes con DE, para alcanzar y mantener la erección que permita la penetración vaginal. Para actuar precisan de estímulo sexual. De esa manera mejoran la calidad de vida y la autoestima del paciente con disfunción eréctil.


http://www.accu-chek.es/es_ES/pdf/PresenteyFuturo59.pdf

4 comentarios:

Cyn dijo...

MMMM.... interesante nota, MUUYYY documentada!! te está pasando algo? jejejeje

Pablo dijo...

Digame "Cyn" ¿usted era de esos alumnos que, cuando en clase se hablaba de sexualidad, se reia?

Es un tema que no muchos tocan. El sexo claro. Tenía que tocarlo... y me gustó hacerlo. Es un tema que a la gente le puede generar inquietud.

Saludos

cyn dijo...

en realidad no me reía, cuando hablaban de sexualidad yo la practicaba de hecho... pero no le voy a negar que cuando estudié Veterinaria me cagué de risa cuando me enteré que el nombre anatomico correcto del miembro de un toro es "Verga" y que el chancho tiene su "equipamiento" en forma de sacacorcho.. ya me lo imaginaba yo descorchando a la pobre chancha.... ya ve... algunos no maduramos del todo.

chilly willy dijo...

Así que el famoso lechón que comimos aquella navidad en Carlos Paz... y ese simpático tirabuzón que todos creían que era su rabo... ¡Qué cosa! Mirá que hay mucha gente a la que le gusta darle al sacacorchos, eh!
Sí, algunos no maduramos nunca...
Igual, interesante nota.

Lilypie First Birthday tickers

Lilypie Second Birthday tickers

Lilypie 4th Birthday tickers

Lilypie Fourth Birthday tickers

Lilypie Birthday tickers

Lilypie Kids Birthday tickers