AZUL...



El Obelisco de Buenos Aires, la tradicional postal de la capital argentina, se iluminó hoy de azul para conmemorar el Día Mundial de la Diabetes, una enfermedad que padecen 2,8 millones de personas en este país.

La iluminación de este y otros 99 monumentos en todo el mundo es una iniciativa de Naciones Unidas, que dispuso que el azul sea el color distintivo de la lucha contra la diabetes.

En tanto, un centenar de niños y adolescentes con diabetes recorrieron hoy la capital argentina, repartiendo caramelos sin azúcar y folletos informativos acerca de esta enfermedad.

Según la Federación Internacional de Diabetes, los niños tienen más riesgo de desarrollar la diabetes tipo 1 que cualquier otra enfermedad crónica asociada con la niñez, y su incidencia ha aumentado en los últimos años, sobre todo entre los menores de 5 años de edad.

La diabetes es una epidemia que afecta a 246 millones de personas en el mundo y que se calcula alcanzará a 380 millones en 2025.

La situación es especialmente preocupante en los países de ingresos bajos y medios, en donde muchos niños mueren porque se les diagnostica la diabetes demasiado tarde y otros fallecen porque la insulina no es accesible, no está disponible o su suministro es escaso.



A los "iluminados" señores de las Naciones Unidas:

La iniciativa que han tomado para conmemorar el día Mundial de la Diabetes me aterra.
Suponer que por cambiarle las luces al Obelisco y otros monumentos alrededor del mundo las cosas van a cambiar radicalmente es simplemente una broma de mal gusto.

Me imagino una asamblea de notables entre los que seguramente participó Ralph Lauren, Donna Karan, Calvin Klein, Helmut Lang, Jean Paul Gaultier, Thierry Mugler, Miuccia Prada, Anna Sui, Cristina Ortiz definiendo cual es el color top para esta primavera verano en el mundo de las enfermedades!!!.

Al Sida le tocó el rojo que sigue tan de moda en todo el mundo. El color y la enfermedad por supuesto. Jean Paul Gaultier votó en contra y Calvin Klein se abstuvo.

Al Cancer de mama le tocó el rosa. Todas votaron a favor. Anna Sui llegó a proponer que se creara un perfume. Desecharon la propuesta por considerarla de mal gusto.

Y a la Diabetes el azul...ni siquiera el verde esperanza...azul!!!

La gente pasaba por el Obelisco preguntandose si no sería una promoción para el lanzamiento de la nueva temporada de los pitufos. O si simplemente se había puesto azul por el frio.

Por favor. Inviertan con criterio. Un poco mas de dinero en investigación y no tirarlo en un absurdo merchandising.

Azul tengo el brazo de tantas inyecciones de insulina.

Respect.

Comentarios

Anónimo dijo…
Hola Pablo, muy buenos días.
Yo no tengo diabetes, pero soy hijo de una investigadora del tema y a la vez me considero muy amigo de una persona que sí tiene esta enfermedad.
Soy asiduo lector de tu blog. Muchas veces estoy de acuerdo contigo y otras tantas, no.
En esta última oportunidad, le estuve dando varias vueltas al artículo y hay algo que no me deja de hacer ruido....
Está clarísimo que existe - y siempre existió - un gran negocio en el mundo de la medicina y la salud (y la diabetes, no le escapa), es innegable.
Ahora, porqué rechazar la prensa que se le dé al tema el "merchandising" que mencionás)?
Estos actos no sirven acaso para que la enfermedad tenga más espacio en la prensa y con ello que más gente que hoy tal vez sufre de diabetes y no lo sabe, pueda enterarse para así mejorar su calidad de vida?
Insisto, no niego el gran negociado que existe....pero sí creo que hay cosas rescatables en estos actos de tanta repercusión.
Respect.
Pablo dijo…
Estimado Sr. Anónimo,
Siempre es un gusto tenerlo entre los lectores de mi blog.
Entiendo mas bien no comparto su posición.
Puede ser que sirva para crear conciencia en la población. Para difundir información sobre la enfermedad y sus sintomas.
Pero no está en la prensa la solución definitiva. Está en los laboratorios.
El unico titular que me interesará ller en la tapa del diario es:
"Se encontró la cura para la Diabetes, la tenía Julio Lopez"
Anónimo dijo…
Pablo, nuevamente yo.
Pido disculpas si no me expresé correctamente.
Por supuesto que la cura no está en la prensa, y de hecho soy de los que creen que las curas definitivas en las enfermedades de esta índole jamás aparecerán (Julio Lopez, te extrañamos). Sencillamente no es negocio.
Pero sí creo que la información es poder, y más aún si está al alcance de la gente.
No es un llamado socialista ni la letra de una canción de Lennon, sino un ferviente deseo de que gente como mi amigo tenga un mejor pasar.
Anónimo dijo…
La verdad, como diabética, no me conmovió la iniciativa. Será que en este momento y desde hace unos meses no estoy pasando por la mejor de las situaciones. El obelisco azul y los amigos o conocidos o familiares que te esperan a tomar el té con torta"común", a comer con pastas, a tomar daikiri. En fin, ojalá se logre una concientización más profunda; desde todos los ámbitos públicos y privados.
Anónimo dijo…
Humildemente creo (y yo tampoco soy diabético, pero tengo un hermano por el que daría la médula espinal si con eso se curara) que el tema de la prensa es inconducente. Poner al diabético en la misma bolsa que al enfermo de SIDA es un asunto delicado. Y entendamos bien esto antes de que genere polémica: el diabético ante todo quiere sentirse normal y campañas como esta lo único que logran es ponerle el rótulo de enfermo del que todo diabético (creo) quiere escapar. Conscientizar está bien, pero contemplar lo que le pasa a los que tienen diabetes es mejor. Y esto tiene que ver con entender a la diabetes en toda su dimensión: la diabetes es un pasajero, no es algo crónico y por lo tanto, me parece por lo menos polémico (cuando no de mal gusto) que se compare a la diabetes con el SIDA o el Cáncer de Mamas. No me parece que sea alentador para el diabético. Porque para el caso, podemos completar el equipo con la tuberculosis, la lepra y, por qué no, la epilepsia en el arco.
Pablo dijo…
Con la lepra en el arco estamos en el horno! Nos comemos 5 seguro.
Anónimo dijo…
A ver...humildemente opino que con estos actos no se trata de conmover ni segregar, sino de cierta forma generar conciencia. Decir: "gente del mundo, la diabetes existe y genera (lamentablemente) estragos en la población mundial."
Empecemos al menos a tomar conocimiento (escucharon alguna vez eso de "una imagen vale más...."?) de que el problema está y en función de ello, actuemos.
Sres...la gente reacciona mucho más ante lo que ve, así que no creo que este tipo de "shows" vengan tan mal.
Anónimo dijo…
Entiendo tu posición. Sin embargo para la persona que está esperando respuestas mas concretas una puesta en escena así puede generar cierto desencanto.
Anónimo dijo…
Soy la anónima de las 5.49 pm
no entendí lo de "la diabetes es un pasajero, no es algo crónico"; no sé cómo estará tu hermano, pero te puedo asegurar que la diabetes es crónica, o no?
Anónimo dijo…
¿Nunca fantasearon con ver a un diabético en Gran Hermano o en algún otro Reality Show? ¿O hacer una especie de "Cuestión de Peso" con diabéticos?
Anónimo dijo…
¿Gran Hermano light?

Entradas populares